¿Por qué The Wire es mejor que Breaking Bad?

Desde que terminó Breaking Bad (Br Ba) no he dejado de leer muestras de admiración por una serie que fue sin lugar a dudas lo mejor de la TV en los últimos años. (1) Eso no está en discusión, el problema (problema para mí, claro cada uno dice y piensa lo que se le antoje) empieza cuando esas justificadas muestras de admiración se transforman en ditirambos y los seguidores de la serie en verdaderos fanáticos, con espíritu evangelizador y todo. He venido leyendo cosas como que terminó una serie perfecta o que es la mejor serie de la historia (los más recatados se conforman con decir de la década), obviamente exageraciones pero poco a poco se va haciendo un rumor general y políticamente correcto decir que Vince Gilligan nos entregó la máxima expresión de un drama para televisión. (2)

Sin embargo para mí el mejor drama creado para televisión, en América por lo menos, en los últimos 15 años -me atrevería a decir 20 pero chocamos con Twin Peaks y ahí sí la cosa está más reñida- es sin lugar a dudas The Wire (TW). La serie de HBO que terminó hace solo 5 años y que la generación Breaking Bad aún no ha visto o no ha entendido con profundidad. Obviamente yo no voy a descubrir una joya secreta alabando la creación de David Simon, ya lo han hecho personas con una opinión mucho más valiosa que la mía. (3)

Voy a justificar mi elección comparando la serie en algunos puntos precisos y tomando como ejemplo escenas de alguna manera determinantes en el desarrollo de la trama. Pero antes me gustaría aclarar que me gustan ambas series, que vi primero Breaking Bad y luego The Wire, que vi ambas en extensas maratones que me permitieron apreciar la obra en conjunto, y finalmente que el motivo de este artículo no es una declaración de fanatismo por la serie de HBO, es más bien una respuesta al fanatismo de la gente por la serie de AMC.

Seguir leyendo

Anuncios