Después de una muerte

transtromer

Efter någons död

Det var en gång en chock
Som lämnade efter sig en lång, blek skimrande kometsvans.
Den hyser oss. Den gör TV–bilderna suddiga.
Den avsätter sig som kalla droppar på luftledningarna.

Man kan fortfarande hasa fram på skidor i vintersolen
Mellan dungar där fjolårslöven hänger kvar.
De liknar blad rivna ur gamla telefonkataloger–
Abbonenternas namn uppslukade av kölden.

Det är fortfarande skönt att känna sitt hjärta bulta.
Men ofta känns skuggan verkligare än kroppen.
Samurajen ser obetydlig ut
Bredvid sin rustning av svarta drakfjäll.

Hubo una vez un impacto
que dejó tras de sí una larga, pálida, iridiscente cola de cometa
Nos acoge. Vuelve borrosas las imágenes en el televisor.
Se instala como gotas frías en los cables del tendido eléctrico.

Uno todavía puede deslizarse en esquís bajo el sol de invierno
entre arboledas donde aún cuelgan las hojas del año pasado.
Parecen páginas arrancadas de viejas guías telefónicas.
Los nombres de los abonados devorados por el frío.

Sigue siendo agradable sentir el latido del propio corazón.
Pero a menudo la sombra se siente más real que el cuerpo.
El samurái parece insignificante
junto a su armadura de escamas de dragón negro.

In memoriam Tomas Tranströmer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s