Dos poemas de W. H. Auden

w.h.auden

Hell

Hell is neither here nor there,
Hell is not anywhere,
Hell is hard to bear.

It is so hard to dream posterity
Or haunt a ruined century
And so much easier to be.

Only the challenge to our will,
Our pride in learning any skill,
Sustains our effort to be ill.

To talk the dictionary through
Without a chance word coming true
Is more than Darwin’s apes could do.

Yet pride alone could not insist
Did we not hope, if we persist,
That one day Hell might actually exist.

In time, pretending to be blind
And universally unkind
Might really send us out of our mind.

If we were really wretched and asleep
It would be then de trop to weep,
It would be natural to lie,
There’d be no living left to die.

El Infierno

El infierno no está ni aquí ni allá,
El infierno no está en ningún lugar,
El infierno es difícil de soportar

Es tan difícil soñar la posteridad
O permanecer en un siglo arruinado
Y mucho más fácil ser.

Solo el desafío a nuestra voluntad,
Nuestro orgullo por aprender alguna habilidad,
Sostiene nuestro esfuerzo por buscar la enfermedad.

Recitar el diccionario por completo
Sin oportunidad de que alguna palabra sea algo concreto
Es más de lo que los simios de Darwin pudieron.

Sin embargo solo el orgullo no podía insistir
No esperábamos, si hemos de persistir,
Que un día el infierno en realidad pudiera existir.

Con el tiempo, pretender ser ciegos
Y universalmente groseros
Podría realmente sacarnos lo cuerdos.

Si realmente fuéramos miserables e insensibles
Sería entonces un exceso afligirse
Sería natural yacer
No quedaría más vida por perder

The More Loving One

Looking up at the stars, I know quite well
That, for all they care, I can go to hell,
But on earth indifference is the least
We have to dread from man or beast.

How should we like it were stars to burn
With a passion for us we could not return?
If equal affection cannot be,
Let the more loving one be me.

Admirer as I think I am
Of stars that do not give a damn,
I cannot, now I see them, say
I missed one terribly all day.

Were all stars to disappear or die,
I should learn to look at an empty sky
And feel its total dark sublime,
Though this might take me a little time.

El que más ama

Mirando a las estrellas, tengo por cierto
Que, si por ellas fuera, podría irme al infierno,
Pero en tierra la indiferencia es el menor mal
Que debemos temer de hombre o animal.

Cómo nos gustaría ver a las estrellas arder
Con una pasión por nosotros que no pudiésemos devolver
Si un afecto por igual no puede haber,
El que más ame déjame ser

Admirador como creo ser
De estrellas que no tienen deber,
No puedo, ahora que las veo, decir
Que en el día extrañé a una hasta sufrir

Si todas las estrellas van a desaparecer o expirar,
Debería un cielo vacío aprender a mirar
Y sentir su total y sublime oscuridad,
Aunque esto quizá me tome una eternidad.

Anuncios

2 comentarios en “Dos poemas de W. H. Auden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s