Sueños de romance de un joven prisionero

And the loneliest it ever gets…

All my days are spent chasing you
I am up to my age
A sniper on standby
Deadly goodbye
All my days are spent catching rain
I’m mending the pain
The flickering light
Dancing goodnight
I could change
Break the chains
And I will
At night I will think of you still
In a cage in my corner of Hell
I wrapped my head in bandages well
And the loneliest it ever gets
Is when the sun fucking sets
I need a cigarette
I’ve changed
Begged for change
And I pray
I will see you some day

Si vago todos los días es porque te busco
aunque sé que sería casi imposible hallarte
y más imposible aún, si se puede, que me reconozcas.

De todas maneras te busco, espero paciente en cada esquina,
con la mirada fija como un francotirador con el arma en ristre,
esperando que su víctima aparezca.

No importa si llueve, te sigo buscando,
al fin y al cabo la lluvia me limpia,
el frío me acompaña hasta casa
y si es invierno duerme conmigo.

Una pequeña lámpara alumbra
las cartas que aún conservo,
las sé de memoria por eso no las leo,
me basta con verlas, con sentirlas,
con saber que alguna vez tú las escribiste,
me doy cuenta de que no necesito la luz para
sentir que lo que dicen es real, fue real…

Juego un poco con el interruptor
mientras veo la única foto que tengo de ti,
de repente estamos bailando en algún antro oscuro
viéndonos intermitentemente
estirando las manos para no perdernos
besándonos cada tanto para no separarnos.

Cuando recuerdo esos momentos, los buenos,
me llena una vitalidad extraordinaria,
tengo ganas de cambiar, sí, de cambiar,
no es la primera vez que las siento
pero me parece que quizá sea la última.

Como cada noche, imagino que me acompañas en este infierno,
reservo el lado más suave del colchón para ti
y no importa que el frío se cuele por mi espalda
con tal de sentir que duermes a mi lado.

Me ataca de nuevo esa vitalidad, ahora perentoria, y salgo de la cama,
me paro frente a la única ventana y veo un cielo vacío, tristemente vacío…

Lo que más me duele es el recuerdo de todas las tardes que he pasado solo,
nunca estoy acompañado pero jamás me siento tan solo como cuando se pone el sol,
es como si un pedazo de mí se apagara con él, todos los días…

Para hacer esa muerte paulatina más real fumo un cigarrillo todas las tardes,
procurando dar la última pitada cuando el sol se ha ido para siempre, despidiéndome…

Te sigo buscando, he cambiado pero no dejo de buscarte,
he cambiado para estar listo por si un día te encuentro,
he matado a mis demonios y he salido del infierno.

Ahora rezo esperando verte algún día.

He cambiado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s