Prácticas inconfesables

IMG_20140729_064150

Reviso un libro de cuentos de Donald Barthelme que compré hace poco. El libro está en inglés y ya había leído un par de cuentos el mismo día de su adquisición, apenas lo tuve busqué el índice y salté directamente a la página 21 para leer The Balloon. Esta vez lo abro desde la primera página, con detenimiento, leyendo todo el paratexto que incluye loas al autor y cuestiones de derechos; al llegar a la página con el título del libro noto algo escrito debajo, la tinta ha secado de manera hermosa, sigue nítida y fina. Puedo distinguir con claridad lo que dice esa letra corrida y puntiaguda. El libro está dedicado a Moniseur K, y con todo afecto agrega el firmante, la dedicatoria fue hecha en Washington en 1977 hace más de 37 años… No puedo evitar sonreír y pensar que es la edad de mi hermano, que es mucho tiempo, que un abuelo un hijo y un nieto pudieron haber leído el mismo libro, que estas historias, pero no solo estas historias, este libro en particular, este objeto, estas 173 páginas precisas pudieron haber sido leídas innumerables veces por distintas personas. También pienso que a Moniseur K pudo no haberle gustado el libro, que pudo haber aceptado el regalo con una sonrisa forzada y luego haberlo guardado en un rincón de su biblioteca, no hay marcas de lectura, no hay pliegues en el lomo que delaten una apertura prolongada del objeto, solo están las huellas del tiempo que todo lo marca a su paso. Ambas alternativas son posibles, ambas son improbables. Este libro pudo haber sido leído por un par de generaciones o pudo no haber sido leído nunca, sin embargo ahí está esa dedicatoria con mi nombre y no puedo más que sentir que el libro me llama, que de alguna manera es mío más allá del hecho de haberlo comprado. Me apresuro a leerlo como si fuera el primero, como si nunca hubieran pasado otros ojos por él. Empiezo la lectura de nuevo, desde la primera página.

UnspeakableIMG_20140729_064238_1
Practices,
Unnatural Acts

Donald Barthelme

Para Monsieur K, con todo afecto…

Una sonrisa se dibuja de nuevo, como cuando esa persona te repite aquello que te gusta oír.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s